viernes, 19 de octubre de 2018

Trufas caseras con chocolate y aceite de coco o "Idea para entretener a los peques una tarde"



   Hola, os tenía sin noticias por aquí.

  Os pido perdón, pero ha sido un verano e inicio de otoño intenso con Los Piratas y varios asuntos que rondan en nuestra casa, ya os iré informando.


   Tras este paréntesis del blog, aunque no de las redes sociales, he pensado poner la receta de las "Trufas Caseras con Chocolate y Aceite de Coco" de las que os hablé en el anterior post de "Manta picnic: Ideas dulces y saladas para una merienda", en la que pringarse las manos es tarea obligada, genial para cocinar con niños y niñas.

  Empezamos nuevo curso en el blog y puedo decir que esto es una locura porque llevo ya:

 ¡¡ 6 AÑOS !!

  Además, de que esta tarde en un programa de radio de Canal Extremadura os contaré algunas cosillas de la mano de una compi genial. No os preocupéis, porque las recetas que os vaya dejando en el programa las podréis ir encontrando aquí, las iré publicando para que siempre las tengáis a mano.


   Vamos con la receta de hoy...
 

RECETA DE TRUFAS DE CHOCOLATE Y ACEITE DE COCO



Trufas caseras de chocolate y aceite de coco


- Chocolate Negro 70% (Sin azúcar añadido) = 125 gr. (Aprox. una tableta depende de la marca).

- Aceite de Coco = 40 ml.

- Agua = 5 ml. ( o 1 cucharadita).

- Esencia de vainilla = 2 gotas.

- Sal = Una pizca, (como pellizcar un poco con dos dedos la sal)

- Cacao puro desgrasado en polvo= Su cantidad depende del tamaño de las trufas o lo que absorba el exterior.



ELABORACIÓN DE TRUFAS DE 

CHOCOLATE Y ACEITE DE COCO






- Poner en un cazo al baño María (cazo grande con agua y otro más pequeño encima donde echaremos el resto de ingredientes) el aceite de coco con el chocolate troceado para que se vaya derritiendo, añadir el agua y remover.

- Echar las gotas de vainilla y la pizca de sal, seguir moviendo hasta que esté todo integrado.

- Verter en un recipiente de cristal o plástico de tamaño pequeño que tenga tapa, cerrar y meter al congelador unos 15 minutos o 1 hora y media al frigo.

-  Con una cucharilla, rascar un poco la mezcla e ir cogiendo porciones que iremos redondeando con las manos. Tenéis que sentir que podéis manejarla como cuando la plastilina se va poniendo dura con el tiempo. Si está muy dura, deja fuera un rato, si aún está muy blanda, hay que dejar enfriar un poco más.

     La primera vez que las hice acabé haciendo trozos desiguales y pasándolos por el cacao en polvo y coco rallado, sin forma de bolita, un show ¡Je, Je, Je!.

  ¡Cuidado! Se suele derretir con facilidad, primero recomiendo que os pongáis cacao en polvo en las manos y así conseguiréis dar mejor la forma sin que se os pegue constantemente, podéis ir añadiendo más cacao mientras hacéis la forma de bolita hasta que queden con aspecto "enharinado" ( pero con cacao en polvo).
     Genial para los peques y lo que es el "ensuciamiento de manos".

 - Meter de nuevo en el frigo para conservarlas sin que se derritan en verano, sacarlas del frigo unos minutos antes de consumirlas para que tengan una textura más cremosa y nada dura. En otoño e invierno, perfectamente aguantan fuera.


  Aconsejo hacer las trufas no demasiado grandes, y en verano se pegan mucho a las manos, no os voy a engañar, así que siempre podéis inventar nuevas formas ; )


   Hasta la próxima. ^_^




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google Analytics