jueves, 28 de julio de 2016

Mi Último Día de Embarazo y Primer Día de Pirata Baby


    Esta entrada es más personal respecto a otras muchas que escribo, se publicará (supuestamente y si no hay problemas con las programaciones), el 28 de Julio de 2016.
     Sí, este día precisamente, el del nacimiento de nuestro tercer miembro de la tripulación, nuestra hija Iris, o como la llamo cariñosamente en mis RRSS, "Pirata Baby".

 MI ÚLTIMO DÍA DE EMBARAZO

     Este es mi último embarazo, estoy escribiéndolo 48 horas, aproximadamente, antes de que nazca nuestra hija.

      Voy a echarlo de menos, lo digo con mucha morriña.
       Soy a las que les gusta estar en ese estado, el que llaman "De Buena Esperanza", incluso teniendo en cuenta sus gorduras, algunas náuseas que otras, malas noches sin saber cómo ponerme, ardores, estiramientos de pieles, pies hinchados...pero en general mis embarazos son muy buenos, no tengo queja.

      Aunque suene a tópico, tener vida en mi interior me hace sentir genial.

      Pero ya cierro un ciclo, creo que en Villa Cocina hemos contribuido lo suficiente en la perpetuación de la especie.

   Y aquí, me despido de mi último embarazo, que quedará marcado como el de sus hermanos con una cicatriz, interna y externa, que conservaré para siempre, pero que al fin y al cabo significa "VIDA".

PRIMER DÍA DE PIRATA BABY

    Y si me despido del embarazo es, porque toca dar la "Bienvenida" a Pirata Baby. Una de las mejores noticias que puedo tener en el mismo día.
   
    Yo sólo le pido que nazca muy sana para que no me separen de ella mucho en los primeros momentos y posteriores.
     Que quiera mucho a Un Papá en la Cocina y a sus hermanos (Pirata Mayor y Pirata Pequeño), porque ellos, durante estas 38 semanas, la adoran como si ya la conocieran, antes de nacer ya formaba parte de sus vidas, se los había ganado.

      Le prometo que haré todo lo posible para recuperarme lo más rápido posible, para estar al 100% y disfrutar de sus primeras horas y días en este mundo.

     Y le doy las gracias por hacerme sentir otra vez especial, por hacerme MADRE de nuevo.

   Bienvenida Pequeña.
   

    Ahora, nos toca pasar a otra fase, la de seguir criando y educando a nuestros tres hijos para que sean buenas personas y lograr un mundo mejor para todos.
      Y estoy segura de que, entre Un Papá en la Cocina y yo, lo conseguiremos.

      Me despido por unos días, porque necesito conectar con la pequeña, pero "Volveré".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google Analytics